LIFTING FACIAL

RIESGOS DE UN LIFTING FACIAL

Los riesgos de restitarse la cara son semejantes a cualquier procedimiento quirúrgico: infección, seromas y hematomas son los más comunes. En algunos casos, debido a la inflamación de los músculos y de los nervios, se puede notar en los primeros meses después de la cirugía una ligera anomalía de movimiento de los labios. Por lo general no se considera una cirugía de alto riesgo siempre y cuando sea realizado por un cirujano experto y preparado.